Náusea y vómito bajo control

Si bien no son enfermedades, causan gran malestar y se asocian a embarazo, infecciones, migraña, mareo por movimiento, intoxicación por alimentos y uso de algunos medicamentos, como quimioterapia para el cáncer. ¿Cómo les puede dar tratamiento la Homeopatía?

El organismo posee variados mecanismos para responder ante la exposición a agentes irritantes e invasores. Así, los estornudos expulsan los “intrusos” de la nariz, la tos hace lo propio desde garganta y pulmones, la diarrea los elimina de los intestinos y el vómito del estómago.

Este último síntoma consiste en acción forzada que se efectúa por medio de fuerte contracción del diafragma (músculo localizado debajo de los pulmones). Al mismo tiempo, la musculatura abdominal se torna tensa contra un estómago relajado, con esfínter gastroesofágico abierto, lo que permite que el contenido gástrico sea impulsado hacia arriba y salga en forma violenta por la boca.

“De acuerdo con la teoría homeopática, este problema es causado por desequilibrio de la energía vital. Para balancearla es preciso seleccionar el medicamento apropiado para cada enfermo, lo que depende de su condición física, mental y emocional, así como de la forma en que se manifiestan el vómito y síntomas adicionales”, refiere el Dr. Manuel Gómez García, especialista egresado de la Escuela Libre de Homeopatía de México, en el Distrito Federal.

Naturaleza

Esta reacción es reflejo complejo y coordinado por medio del llamado centro del vómito, el cual se localiza en el cerebro y responde a señales provenientes de:

• Boca, estómago e intestinos.

• Torrente sanguíneo (que puede contener medicamentos o infecciones).

• Sistemas de equilibrio en el oído (mareo).

• Cerebro, debido a la percepción de los sentidos (vista, olfato) e incluso a pensamientos alterados.

“Existe una variedad sorprendente de estímulos capaces de provocar el vómito, desde dolor de cabeza tipo migraña hasta cálculos renales; algunas veces, el simple hecho de ver a alguien vomitando hace que se desencadene esta acción en nosotros, en un esfuerzo del cuerpo por protegerlo de posible exposición al mismo peligro”, explica el homeópata.

Cabe destacar que la mayor parte del tiempo las náuseas y el vómito no requieren atención médica urgente; no obstante, si continúan durante días, son severos, o si la persona es incapaz de retener alimentos o líquidos, pueden revelar la existencia de alguna afección grave que requiere tratamiento inmediato.

De acuerdo con el especialista, la deshidratación es la mayor preocupación en la mayoría de los episodios de vómito; la rapidez con la que ocurre depende de la frecuencia con que se da el vaciamiento estomacal, estado físico de la persona, edad, talla, y si además se tiene diarrea. Entre las principales causas de dicho problema se encuentran:

• Infecciones gastrointestinales.

• Indigestión.

• Administración de ciertos medicamentos.

• Alteraciones en el centro del equilibrio.

• Migraña.

• Embarazo.

• Alergia a alimentos.

• Alcoholismo.

• Úlcera péptica en la salida del estómago (píloro).

¿Qué hace la Homeopatía?

La Homeopatía es sistema de Medicina natural que ayuda a estimular las defensas propias del organismo, por lo que concibe los síntomas como reacción del cuerpo para liberarse de la enfermedad; por lo tanto, la provoca.

“Los medicamentos homeopáticos son muy útiles en caso de vómito, ya que no tienen que ser tragados para que actúen, pues al administrarse en forma sublingual (debajo de la lengua), el simple contacto con la boca es suficiente para estimular la energía vital y ayudar al organismo a sanarse por sí mismo. Las formulaciones que comúnmente se usan incluyen: Ipecacuanha, Nuxvomica, Arsenicumalbum,Phosphorus, Pulsatilla y Ferrummetallicum”, señala el Dr. Gómez García.

El entrevistado agrega que, desde luego, el médico homeópata también se encarga de encontrar el origen del vómito para solucionarlo y devolver la armonía al enfermo, para lo cual necesita realizar historia clínica completa y analizar el estado físico, mental y emocional del paciente. Lo anterior posibilita al afectado recibir tratamiento individual.

Durante el embarazo

Los cambios físicos y emocionales durante el embarazo pueden ocasionar problemas de salud, como: afecciones urinarias leves, diarrea, ardor de estómago, anemia, venas varicosas, dolor de espalda, calambres, náuseas y vómito. El tratamiento de dichas molestias resulta delicado en esta etapa, ya que la mayoría de los medicamentos ordinarios son de uso controvertido o contraindicado.

En este contexto, la Homeopatía adquiere particular relevancia, ya que es inofensiva y no causa efectos secundarios que pudieran poner en riesgo el bienestar materno y fetal. De ahí que se considere ideal para controlar náuseas y vómito propios del primer trimestre de la gestación.

“Dependiendo de la mujer y de las peculiaridades del vómito se podrá recomendar alguno de los siguientes recursos homeopáticos: Sepia,Ipeca, Colchicum, Bryonia alba, Kreosotum, Iris versicolor, CocculusIndicus, Tabacum, Ignatia amara, Nuxvomica, SymphoricarpusoPhosphorus. Es muy importante que tales formulaciones siempre sean prescritas por especialistas, ya que sólo nosotros podemos determinar la más indicada para cada persona”, acota el Dr. Gómez García.

Como puede ver, la Homeopatía no sólo brinda efectivos tratamientos capaces de controlar las náuseas y vómitos, también identifica el origen de estos molestos síntomas para devolver al enfermo su energía vital y, con ello, mejorar su calidad de vida.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

Lorena Rodríguez- SyM

Lunes 8 abr 2013
Comentar Usando Facebook

Deja un comentario