La huelga que origió el Día Internacional de los Trabajadores

En todo el mundo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo. Éste evento internacional tiene su origen en una huelga que se produjo ese mismo día de 1886. ¿El motivo? La jornada laboral de 8 horas.

Actualmente tenemos muy asumida la jornada laboral de 8 horas y ninguno aceptaríamos un trabajo en el que nos exigieran trabajar más de estas horas al día. Sin embargo, en el siglo XIX, eran habituales las jornadas laborales de hasta 18 horas. El Día Internacional de los Trabajadores conmemora la lucha de cientos y miles de personas contra las jornadas de trabajo abusivas.

El problema se debía a dos factores principales. El primero, la falta de regulación del trabajo por parte de los gobiernos. En la mayoría de países no había una legislación sobre las jornadas laborales y, en aquellos en los que sí estaba regulado, no se hacían efectivas éstas leyes. El segundo, que las multas que se imponían a los empresarios que imponían jornadas abusivas eran realmente bajas. Algunas de ellas llegaban a los 25 dólares, una cuantía baja en comparación al beneficio que obtenían los empresarios.

En 1868 algunos estados de EEUU promulgaron leyes que establecían jornadas laborales de 8 y 10 horas como máximo, pero permitían ampliarse a 12 y 14 horas en los casos que fuera necesario. Las empresas y empresarios utilizaban la excusa de la necesidad para imponer jornadas laborales interminables.

El 1 de mayo de 1886 comenzó en Chicago una huelga general por la jornada de 8 horas, ni una más, ni una menos. Ésta convocatoria fue seguida por unas 200.000 personas. Logró paralizar la mayor parte de las industrias del estado. Las pocas fábricas que se mantenían abiertas lo hacían gracias a esquiroles. La huelga se extendió durante los días siguientes, en los que se produjeron varias revueltas y enfrentamientos policiales.

Luces y sombras del Día Internacional de los Trabajadores

En junio de ese mismo año se acusó a 8 anarquistas de ser los responsables de las revueltas. Cinco de ellos fueron sentenciados a muerte. Fueron ejecutados el 11 de noviembre. Un corresponsal del periódico argentino La Nación narró su ahorcamiento público, en la que destaca “Se dan la mano, sonríen”. Ninguno de ellos sabían que serían recordados en todo el mundo por el que se ha denominado el Día Internacional del Trabajador.

Sin embargo, no fueron estos cinco activistas las únicas víctimas de la huelga del 1 de mayo. Miles de trabajadores fueron detenidos, procesados y torturados, además de la gran cantidad de obreros que fueron despedidos.

Desde finales de mayo de 1886 muchas empresas comenzaron a otorgar la jornada laboral de 8 horas a sus trabajadores.

Día Internacional de los Trabajadores

La celebración de este día y su festividad fue reclamada por la Segunda Internacional y fue progresivamente aceptada en la mayoría de países. Su objetivo es recordar la lucha de todos los que murieron por lo que ahora nos resulta un derecho fundamental.

Huelgas obreras en el resto del mundo

Estos hechos sucedidos en EEUU tuvieron una repercusión mundial. En el 1919 se produjo en España la conocida como “Huelga de La Canadiense”, que consiguió el Decreto de la jornada laboral de 8 horas, siendo el primer país europeo en alcanzar ésta reivindicación obrera.

Una larga lista de países durante todo el siglo XIX y el siglo XX se sumaron a las revoluciones obreras. Todas ellas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los trabajadores. Todas ellas fueron reprimidas policial o militarmente, incluida la española, causando millares de víctimas.

Sin embargo, su lucha no fue en vano, ya que en todos los países comenzó a regularse la jornada laboral. Gracias a todos los que lucharon y dieron su vida por ésta causa.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest