Los peligros de los chupeteros artesanales de tela o abalorios

En repetidas ocasiones, las autoridades de la Unión Europea han retirado del mercado diferentes chupeteros del mercado por suponer un riesgo para la salud del bebé. Sin embargo, los chupeteros artesanales, que no realizan ningún control de calidad, son altamente peligrosos y pueden causar la muerte del bebé.

Los chupeteros personalizados se han popularizado en los últimos años. En su mayor parte son comprados para regalarlos a mujeres embarazadas o con recién nacidos. Se trata de un regalo original y hecho a medida que se ha ganado la simpatía de todos. Sin embargo, su diseño y fabricación suponen un gran riesgo potencial para los bebés que los utilicen.

Los chupeteros de tela o abalorios pueden asfixiar al bebé

Éste es el mayor peligro de los chupeteros personalizados. Los bebés suelen llevarse todo a la boca y la cinta de los chupeteros de tela no es una excepción. La tela puede hacerse una bola o un nudo en la boca del bebé y producir su asfixia. Las autoridades de Dinamarca retiraron del mercado este chupetero por ese motivo:

Chupeteros de tela artesanales peligrosos | Mucha Información

Además, si la cinta de tela de estos chupeteros es demasiado larga, puede enredarse en el cuello del bebé. Por este motivo un chupetero de tela fue retirado del mercado en Bulgaria.

Los chupeteros de abalorios no son más seguros, sino todo lo contrario. En caso de que la cuerda que une todos los abalorios se rompa, estos podrían ser tragados por el bebé. Dependiendo del tamaño de los abalorios podrían provocar asfixia (abalorios de medio tamaño) u obstruir las vías respiratorias (abalorios pequeños). Varios mordedores infantiles de abalorios fueron retirados del mercado en Luxemburgo por dichos motivos.

En Finlandia y Dinamarca fue retirado el siguiente chupetero de abalorios de madera:

Chupeteros de madera artesanales peligrosos | Mucha Información

Partes defectuosas o poco seguras de los chupeteros artesanales

Los artesanos, sin saberlo, adquieren las piezas no especializadas para uso infantil para la elaboración de los chupeteros personalizados. Estas piezas (el broche del chupetero o el cierre) al romperse pueden generar partes pequeñas que, de nuevo, pueden ser tragadas por el bebé.

El siguiente chupetero fue retirado del mercado en Dinamarca ya que el broche metálico podía romperse con facilidad. En Bélgica también fue retirado otro chupetero por el mismo motivo.

Piezas chupeteros artesanales peligrosas | Mucha Información

Chupeteros retirados del mercado en España

En nuestro país han sido retirados del mercado multitud de chupeteros. El siguiente chupetero de abalorios de madera fue retirado por riesgo de asfixia. También fue retirado en España un chupetero de cuerda cuyos nudos podían soltarse y estrangular al bebé.

Chupeteros de abalorios artesanales peligrosos | Mucha Información

¿Son seguros los chupeteros artesanales?

Definitivamente, no. Los chupeteros mencionados anteriormente eran chupeteros retirados del mercado por no cumplir con la normativa europea de seguridad infantil EN 12586. Estos chupeteros tuvieron que pasar ciertos controles de calidad (evidentemente insuficientes) antes de salir al mercado. Sin embargo, los chupeteros artesanales no realizan ningún control de calidad. Además, la mayoría de sus fabricantes desconocen la normativa vigente. Esto convierte a los chupeteros personalizados en un peligro potencial para el bebé.

No hay que olvidar que los colores llamativos y formas originales de este tipo de chupeteros llaman la atención del bebé, por lo que aumenta el riesgo. Por este motivo se recomienda que los chupeteros y las piezas que los componen no sean llamativas para el bebé. Esta recomendación se incumple, por completo, en los chupeteros personalizados.

A pesar de ser un regalo original que gusta a todos, hay que priorizar la salud y bienestar del bebé. A todos estos peligros de los chupeteros personalizados hay que añadir los riesgos derivados de un mal uso de los mismos. Por ello, desde Mucha Información hemos elaborado una lista de recomendaciones de seguridad a la hora de elegir chupeteros:

Recomendaciones de seguridad de chupeteros infantiles

  • Compra chupeteros de una marca reconocida del mercado. Si no conoces ninguna puedes preguntar a otras mamás o incluso en farmacias y parafarmacias.
  • El largo de los chupeteros, según la normativa europea, no debe exceder los 22 cm. Si son más largos, podrían estrangular al bebé. Comprueba que los chupeteros que has comprado o vayas a comprar cumplan con estas medidas. En caso contrario, contacta con las autoridades para que puedan retirarlo del mercado.
  • Revisa que todas sus piezas incluyen agujeros que permitan la ventilación y que sean difíciles de romper. Para esto puedes utilizar un alicate y hacer presión sobre las mismas. Si se rompen o desprenden piezas pequeñas, se trata de un chupetero peligroso para el bebé.
  • Si notas algún signo de deterioro, sustituye el chupetero por uno nuevo.
  • Todos los componentes del chupetero deben ser lavables. Lávalos todos antes de su uso y, si destiñen o sufren alteraciones, no cumplen con la normativa europea de seguridad infantil.
  • Nunca utilices chupeteros elásticos, ni les ates cuerdas, cintas u otros elementos que pudieran alargar su longitud.
  • Sujétalos siempre a la ropa del bebé, nunca al carrito o a partes del cuerpo del bebé.
  • Nunca utilices el chupetero cuando el bebé esté en la cuna. Los chupeteros sólo deben utilizarse cuando el bebé va en el carrito: para evitar que se caigan al suelo y se ensucien. En la cuna, al estar en casa, se puede limpiar rápidamente el chupete.
  • Revisa que ninguna de las piezas del chupetero tenga bordes o piezas cortantes, que pudieran ser un riesgo para el bebé. Si las tuviera no estaría cumpliendo con la normativa europea y deberías alertar a las autoridades.
  • El chupetero debe estar correctamente etiquetado, de acuerdo a las normativas europeas y nacionales. Desconfía de todos aquellos que no lleven etiqueta o embalaje.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest